‘En Movimiento’ Europan 13 Barcelona, España



Arquitectos: María Langarita y Víctor Navarro
Colaboradores: Ramón Martínez, Angela Juarranz, Jacob Kummer, Guillermo Diego

Una ciudad adaptable, es una ciudad capaz de gestionar los tiempos de cambio y actualización a la velocidad que sus habitantes demandan. Una ciudad autosuficiente es una ciudad que piensa sus ciclos de vida sincronizados con los de la producción de los recursos.

DESVELAR EL PAISAJE

El paisaje y los edificios fijan en un lugar único la experiencia del habitar. Gracias a herramientas como Google Earth la visión global del territorio está al alcance de nuestra mano. Pero esta poderosa imagen no está presente en el interior de nuestras ciudades. Paseando por el centro urbano, no podemos saber qué lugar ocupamos dentro del ecosistema total. La ciudad está separada del paisaje por un elemento no reclamado por ninguno de los agentes que construyen la ciudad: el pavimento no planificado.

Proponemos una ciudad que se construye bajo las bases de una convivencia ciudad-paisaje. El hoy reclama la presencia del paisaje en nuestra vida cotidiana para que, sumado al resto de los elementos del patrimonio cultural que custodiamos como sociedad, activar la necesidad de su cuidado.

Ahora bien, el paisaje no ha sido destruido por el avance de la ciudad: aguarda latente debajo del pavimento. Podemos crecer sin sustituir, podemos crecer añadiendo y dejando ser.

CIRCULACIONES. Limitar las bandas de rodadura, vías, plataformas, a lo mínimo imprescindible para el perfecto funcionamiento de la ciudad.
CIUDAD INMUEBLE. Construcciones, contenedores, equipamientos de promoción o gestión pública y privada coexisten en el territorio. Entre ellos, piezas de patrimonio y realizaciones de arquitectura ordinaria informan y transportan en el tiempo herramientas de la cultura sobre la que opera nuestra sociedad.
PAISAJE LOCAL. Topografía, orografía, características hidrográficas, clima, altitud, latitud, tradición cultural definen la evolución del biotopo de crecimiento espontáneo y de los cultivos característicos de un lugar. El paisaje geolocaliza un lugar en el mundo y al mismo tiempo nos construye como ciudadanos globales. La naturaleza no ha desaparecido del archivo, aguarda en mapas y relatos y quedará recogida en el Plan.
PAVIMENTO SIN PLAN. Detener el crecimiento espontáneo y no planeado de pavimento. Reducir paulatinamente su presencia en la ciudad aprovechando cada oportunidad de intervención. Al retirar el pavimento emerge el Plan. Junto al Plan aparece el paisaje y con él la ciudad se vuelve blanda, aumentan los espacios de oportunidad, transformables, apropiables por la actividad de la vida cotidiana, adaptables en el tiempo.

APILAR SUELO URBANO.

El estado actual del barrio muestra las tensiones entre las escalas de los modelos urbanos, el que estaba y el que está por venir. El proyecto pretende que coexistan cualidades de ambas escalas. Los solares apilados definen la volumetría de alta densidad que dará imagen al nuevo barrio mientras que los desarrollos de edificación interior buscan replicar los modos de relación y sociabilidad que se daban en la ciudad previa. Los edificios convencionales son el resultado de una superposición de capas de diferente durabilidad. La velocidad con la que cada una de ellas cambia está definida por la forma tradicional de construir. La posibilidad de que estos edificios sean adaptados es costosa y suele estar desacompasada. Proponemos sincronizar los tiempos de cambio y obsolescencia agrupando, por un lado, terreno y estructura para una larga duración y por otro, pensar las instalaciones, cerramientos y distribución espacial en una misma temporalidad, de tecnología blanda y de fácil transformación por parte de los usuarios. Parte del suelo que hemos devuelto al paisaje, podrá ser apilado en edificios de promoción pública. Con genética de ciudad, el edificio cuenta con forjados equipados que se comportarán como solares preparados para ser desarrollados por agentes independientes. El potente esqueleto distribuirá las instalaciones urbanas y al mismo tiempo definirá la escala de la construcción en relación con el barrio y será su imagen principal. Sobre los forjados/solares se podrán ubicar programas heterogéneos de viviendas, viviendas taller, comercios, negocios, áreas de Un formato de alquiler o cesión de solares permitirá que mediante sistemas de construcción de código abierto el edificio pueda ser intervenido por agentes diversos y pequeña escala manteniendo el vital tejido menudo de inteligencias locales. La estrategia propuesta puede coexistir con otros modelos de desarrollo urbano del barrio. Su intención no es por lo tanto crear criterios estéticos sino por el contrario aumentar la diversidad y adaptabilidad de creando una estructura que asimile con rapidez las nuevas necesidades. La ciudad adaptable requiere de estrategias de construcción rápida, económica y en sincronía con los ciclos de vida de los materiales.